Tanto en Damas como en Caballeros, la bocha comenzó a rodar el fin de semana y el torneo Clausura se puso en marcha. Monte Hermoso, campeón del apertura, arrancó goleando en la primera fecha de la zona Campeonato. El invicto de Uni B sigue estirandose en la zona Desarrollo. Y el campeón de invierno en Caballeros tropezó ante Uni en el inicio.

Por la zona Campeonato, Monte Hermoso sacó a relucir la chapa de campeón y arrasó en el balneario ante Argentino al derrotarlo por 13 a 0 con goles de Ludueña (4), Mazarz (4), Juárez (3), Argüello y Olmos. Por su parte, el subcampeón, Sportiva A derrotó a Sportiva B por 8-0 con tantos de Etulain (4), Esandi, Garciandia, Sebastián y Devizzi. Universitario A venció como visitante a El Nacional A por 6 a 0, para las pirañas marcaron Lértora (3), M. Cornejo (2) y Estevez. Finalmente, en el partido más parejo de la jornada Pacífico le ganó por a 4-3 a Villa Mitre con goles de Fittipaldi, Donatti, Appezzatto y Zamborain, mientras que para el tricolor anotó Bozbranny en tres ocaciones.

En la zona Desarrollo, Universitario B, campeón de invierno, continua con su gran presente y derrotó por 3 a 1 a La Armonía con tantos de Biscussi, Cappa y Montero. Para el visitante anotó Barbier. Además, Tiro Federal goleó por 9 a 0 a Independiente con goles de Artazcoz (3), Aller (3), M. Tunessi (2) y C. Tunessi. Palihue hizo lo suyo ante Sportingen el partido que cubrió Hockey Bahía– y lo venció 2 a 1 en su cancha con un doblete de Saldutti, sobre el final descontó Pérez.

Los caballeros también volvieron al ruedo. Y la primera fecha revivió la final de hace unas semanas atrás, sin embargo el campeón del apertura tropezó ante su escolta. Uni, con goles de Moyano y Bonifazzi derrotó 2 a 1 a El Nacional; Olguín anotó para el celeste. El CEF 83 de Pigüe derrotó como visitante a Villa Mitre por 4 a 0 con un encendido Wagner que convirtió todos los goles de su equipo. Por último, Blanco y Negro goleó en Pigüe a Sarmiento por 10 a 0 con tantos de Ledesma (3), Ruffa (2), González, Ullman, Schamberger, Traboni y Haffner.

DEJA UNA OPINIÓN

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre